Cacahuete Cebolla Chufa Cola de caballo
Cacao Celidonia Mayor Cilantro Cólquico
Calabaza Centaurea Menor Ciprés Comino
Caléndula Centeno Ciruelo Correhuela
Cebada Cerezo Col Cuscuta

CACAHUETE
Uso medicinal
Tratamiento contra los cólicos hepáticos y nefríticos y contra la inflamación intestinal:

Comprar aceite de cacahuete envasado o extraerlo con el siguiente método: pelar los cacahuetes, limpiar bien la fina piel que rodea las semillas y triturar éstas en un mortero hasta convertirlas en una pasta fina y compacta. Enrollar esta torta en un trapo fuerte y limpio y exprimirlo con fuerza hasta obtener aceite. Si es posible, utilizar algún tipo de presa para conseguir mayor cantidad.
Tomar una cucharada sopera cada mañana en ayunas.
Tratamiento contra el reumatismo y la artritis:
Esta antigüa receta consiste en mezclar aceite de cacahuete con un puñado de cantáridas -unos pequeños insectos coleópteros utilizados en la farmacopea tradicional-. Introducir 30 g de cantáridas trituradas y 100 ml. de aceite de cacahuete en una vasija cerrada y dejar cocer durante alrededor de diez horas, moviendo la mezcla con frecuencia. Colar el líquido resultante, dejarlo secar durante un día y filtrarlo. Aplicar la solución con regularidad en la zona afectada.

Uso cosmético
Crema para nutrir el cabello:

Mezclar 500 ml. de aceite de cacahuete, 50 ml. de aceite de oliva y 25 ml. de aceite de ricino. Para perfumar añadir tres cucharadas de esencia de agua de rosas, dos de esencia de limón, una de esencia de clavos (especia), 1/2 de esencia de canela y una pizca de esencia de flor de naranjo.
Aplicar sobre el cabello lavado y húmedo. Esperar diez minutos y ejuagar con abundante agua templada.

Arriba

CACAO
Uso medicinal
Cacao en tisana como estimulante:

Hervir 300 ml. de agua y añadir 15 g de cacao molido. A continuación, dejar reposar tapando el recipiente durante diez minutos y colar.
Puede tomarse como desayuno o en cualquier momento del día en sustitución del café.
El consumo de cacao resulta especialmente indicado para estados carenciales en los niños, que padezcan gripe, resfriado u otro cuadro que pueda producir cansancio.

Uso cosmético
Crema labial de cacao para labios resecos y agrietados:

Calentar 20 g de manteca de cacao a fuego muy lento para que no cueza, añadir una hoja de eucalipto y remover al calor durante un minuto. Sacar la hoja y verter la manteca, todavía caliente, en el bote donde se vaya a guardar. Esperar a que se solidifique y tapar el bote.
puede extenderse siempre que se precise sobre los labios y moldearse en forma de barrita como las de labios para llevarla siempre encima.

Arriba

CALABAZA
Uso medicinal
Preparado contra las lombrices (tenia, solitaria):

Pealar 100 g de semillas de calabaza frescas y mezclarlas con 100 ml. de agua, 50 ml. de zumo de limón y 2 cucharadas de azúcar. Puede ser conveniente añadir 50 g de granada pelada y sin membrana previamente triturados.
Tras permanecer 12 horas en ayunas, tomar a cucharadas 200 ml. del preparado. Al cabo de cinco horas, tomar 2 cucharadas de aceite de oliva. En caso de que el enfermo no expulse la cabeza de la tenia en la siguiente deposición habrá que repetir el tratamiento.
Cocimiento para trastornos urinarios:
Pelar 50 g de pepitas de calabaza frescas y añadirlas a 300 ml. de agua hirviendo. Dejar cocer durante cinco minutos y luego reposar otros diez, tapando el recipiente.
Conviene beber regularmente unos 2 l. diarios del cocimiento.

Cataplasma para las quemaduras:
Dejar fermentar un puñado de hojas de eucalipto en 1/2 l. de aceite de calabaza. Colar y guardar en un bote que cierre herméticamente.
Aplicar el aceite directamente o con una gasa sobre la zona quemada.

Uso cosmético
Loción para borrar las pecas:

Exprimir las hojas de la calabacera hasta conseguir 200 ml. de jugo. 
Hervir el jugo durante diez minutos para que se concentre, dejar enfría y guardar en un frasco hermético.
Empapar una gasa con el jugo y fijarla con un esparatrapo sobre la zona afectada. El apósito de cambiarse cada doce horas durante quince días hasta que las pecas empiecen a borrarse.

Arriba

CALÉNDULA
Uso medicinal
Cataplasma para eliminar callos y verrugas:

Exprimir flores frescas de caléndula hasta obtener 3 ml. de jugo. Mezclar con manteca de cerdo (8 g) hasta conseguir una pasta firme.
Moldear la cataplasma y colocarla durante 20 minutos sobre la verruga o la dureza. Repetir esta operación a diario durante varios días, rascando luego con una lima la verruga o el callo.

Tisana para bajar la fiebre:
Hervir 1/4 l. de agua y añadir diez flores frescas de caléndula. Revolver y dejar reposar diez minutos tapando el recipiente. Colar y endulzar con tres cucharadas de miel. Puede añadirse además un chorrito de leche.
Tomar una taza cada ocho horas mientras que la fiebre persista.

Tintura para regularizar la menstruación:
Dejar macerar 30 flores frescas de caléndula durante diez días en 100 ml. de alcohol de 70º. Colar el líquido y guardar en un frasco hermético y oscuro.
Para aliviar los dolores de la menstruación, tomar 10 gotas diarias de tintura disueltas en leche. Para regularizar la menstruación, conviene tomar esa misma dosis desde una semana antes de la fecha en que debe presentarse la regla.

Uso cosmético
Loción para sanear y embellecer la piel:

Diluir la tintura de caléndula (receta anterior), añadiéndole tres partes de agua por cada una de tintura.
Lavar la piel afectada con la loción, a ser posible templada. Los lavados deben llevarse a cabo todos los días durante al menos un mes.

Arriba

CEBADA
Uso medicinal
Cocimiento contra las dolencias inflamatorias, la nefritis de riñones y vejiga, y la gastritis:

Cocer 100 g de cebada, que previamente hayan sido limpiados, en 1 l. de agua.
Colar una vez que haya hervido y beber el agua con frecuencia.

Cocimiento para combatir la fiebre:
Cocer 100 g de granos pelados en gran cantidad de agua. A la media hora de cocer debe quedar aproximadamente 1 l. de agua. Tomar regularmente.

Cataplasma contra la artritis y la gota:
Mezclar harina de cebada con vinagre hasta conseguir un puré de textura ligera, que debe cocerse hasta que se ponga espeso.
Colocar la masa sobre una gasa ancha con varios doblajes. Dejar reposar un poco, sin que llegue ha enfriarse del todo, y colocarla aún caliente, sobre la parte afectada.
Gargarismos para evitar las afecciones de garganta:
Hervir 70 g de cebada en 1 l. de agua. Filtrar el líquido y mezclar con una pequeña cantidad de miel.
Los gargarismos hechos con esta solución alivian la garganta.

Arriba

CEBOLLA
Uso medicinal
Vino diurético para facilitar la eliminación de los líquidos retenidos por el organismo:

Macerar 25 g de cebolla muy desmenuzada en 1/2 l. de vino durante diez días. Filtrar y conservar en un recipiente oscuro que impida parcialmente el paso de la luz.
Consumir 5 cucharadas durante el día hasta que mejore el trastorno.

Zumo para los catarros:
Pelar 300 g de cebolla y 4 pomelos. Licuar los ingredientes.
Consumir antes de la comida una vez al día.

Jarabe para la gripe y otras afecciones respiratorias:
Incorporar 250 g de cebolla triturada a 1/4 l. de agua. Hervir y cocer durante una hora a fuego lento. Colar el líquido obtenido después de enfriarlo. Añadir 50 g de miel y 175 g de azúcar, y sin dejar de remover, calentar hasta que adquiera la consistencia de un jarabe.
Consumir unas 4 cucharadas a lo largo del día.

Infusión para la tos y catarro:
Añadir 6 cebollas picadas a 1 l. de agua. Llevar a ebullición y mantenerla durante quince minutos. Preparar una infusión con 1/2 l. de agua hirviendo, a la que se añaden los frutos de hinojo triturados y dejar reposar diez minutos. Mezclarlo con el líquido obtenido de la cocción y filtrar.
Consumir 2 o 3 tazas a lo largo del día añadiendo miel.

Zumo para la inflamación de la garganta:
Pelar 250 g de cebollas junto con otros tantos de zanahorias sin pelar y 100 g de apio, y pasar por la licuadora.
Consumir en ayunas dos veces al día.

Cataplasma para aliviar las picaduras de insectos:
Cortar la cebolla cruda o cocida y aplicar sobre la zona de la picadura. Cuidar de que no esté seca, ya que pierde eficacia.

Uso cosmético
Tintura alcohólica para fortalecer el cuero cabelludo:

Macerar 150 g de cebolla muy triturada en 300 ml. de alcohol de 90º. Mantener durante diez días y colar.
Aplicar friccionando sobre el cuero cabelludo.

Arriba

CELIDONIA MAYOR
Uso medicinal
Aplicación para tratamiento de verrugas y callosidades:

Sacudir levemente los tallos de la celidonia para desprender el polvo y mezclar éste con un aceite o grasa.
Realizar una aplicación sobre la verruga. En un plazo muy breve se ablandará y eliminará facilmente.
Infusión para tratar los cálculos biliares:
Después de partir en pequeños trozos la raíz o hierba seca, tomar 2 puñados pequeños y echarlos en un cazo que contenga un vaso de agua. Dejar hervir durante unos minutos, tapar y dejar reposar.
Tomar una taza dos veces al día.

Colirio para los ojos:
Preparar una infusión con un puñadito de flores de celidonia (10 g) por vaso de agua. Dejar que se enfríe y filtrar con un colador.
Lavar los ojos con el colirio.

Preparado para desinfectar las lesiones del herpes:
Trocear una raíz de celidonia y empapar en vinagre. Echar dos puñaditos de sal y dejar que se disuelva. También se puede aplicar la propia raíz sobre la zona lesionada.
Tratamiento de afecciones de estómago:
Diluir 5 g de calidonia en 100 ml. de agua. Tomar después de las comidas.

Arriba

CENTAUREA MENOR
Uso medicinal
Tintura, de uso tónico y curativo para las estomacales:
Desmenuzar algunas plantas secas (unas 10 cucharadas), mezclar con 1l. de alcohol de 70º y dejar macerar durante dos semanas.
Tomar en dosis de 20 gotas dos veces al día, o bien una cucharadita de café con un poco de agua dos veces al día.
Polvo contra los parásitos intestinales:
Desmenuzar la planta y machacar en el mortero.
Tomar una cucharadita de café, que puede mezclarse con miel, tres veces al día. No conviene excederse, ya que podría tener un efecto purgante.

Infusión contra lombrices y parásitos intestinales:
En un cazo de agua hirviendo, añadir dos cucharadas de la planta seca desmenuzada. Apagar el fuego y dejar reposar unos minutos.
Tomar una taza antes de cada comida principal.

Uso cosmético
Tinte para dar al cabello de tono dorado:

Prepara una infusión como la indicada para el tratamiento de las lombrices, pero con mayor cantidad, aproximadamente 50 g de la planta (procurando que haya muchas flores) por litro de agua.
Para usarla es conveniente lavar primero el cabello con un champú de uso habitual y aclararlo bien con agua. Después friccionar con fuerza con el líquido resultante de la infusión.

Loción para limpieza de la piel:
Es la misma infusión, pero menos concentrada. Es muy recomendable para el tratamiento de pieles grasas y ejerce una función desinfectante y tonificante.

Arriba

CENTENO
Uso medicinal
Infusión laxante:

Preparar una infusión de granos de centeno con las siguientes indicaciones: extraer los granos de la cáscara (con cuidado de que no se introduzca ningún cornezuelo entre ellos).
Cocerlos hasta que queden blandos, cuidando de no estropearlos, y dejarlos secar al sol.
Tomarlos con azúcar. Si el problema persiste, se puede consumir pan o copos de centeno por las mañanas, acompañándolos de miel y de agua de cebada.

Tratamiento contra el dolor de cabeza habitual y el estreñimiento:
Incorporar a la dieta regular pan de centeno acompañado con frutas.
La harina de este cereal facilita las evacuaciones.

Arriba

 
CEREZO
Uso medicinal
Infusión anticatarral:

Hervir un buen puñado de rabos secos de cereza, alrededor de 1/4 Kg por cada litro de agua, y colar el líquido resultante, que puede endulzarse con miel. Si el catarro es fuerte o crónico deben tomarse al menos tres tazas al día.

Decocción para tratar la artritis, la uremia y la gota:
Poner 1 l. de agua al fuego y dejar que hierva. Echar un puñado de rabos o pedúnculos. Dejarlo reposar y colar. Repartir en cinco o seis tomas diarias.

Preparación contra la fiebre a base de corteza y rabos de cereza:
Hacer una decocción como la indicada en la receta anterior, pero sustituyendo las dos terceras partes de rabos de cereza por corteza del árbol.
Administrar un vaso en caso de fiebre alta.

Vino de cerezas para el tratamiento del hígado, la vejiga y los cólicos nefríticos:
Deshuesar 1/2 Kg de cerezas, retirar lo huesos (que se dejarán aparte) y machacarlas. Introducirlas en un recipiente y dejarlas fermentar. Al día siguiente, exprimirlas y mezclarlas con los huesos de la cerezas previamente triturados y una buena cantidad de azúcar y dejar fermentar de nuevo.
Del vino resultante, tomar un vaso después de cada comida.

Arriba

CHUFA
Uso medicinal
Enjuague para la boca:

Triturar o moler un puñadito de chufas. Poner a hervir un cazo que contenga un vaso de agua. Echar en el agua hirviendo una cucharada de chufas molidas. Apagar el fuego y dejar reposar el fuego durante quince minutos. Una vez colado, el líquido estará listo para ser usado.
El enjuague debe realizarse varias veces al día y el bueno para cualquier herida o ulceración de la boca. También se puede aplicar a la garganta mediante gárgaras.

Arriba

CILANTRO
Uso medicinal
Infusión para eliminar la flatulencia:

Calentar agua en un cazo hasta que hierva. A continuación, machacar o moler varios frutos secos y echar en el agua hirviendo alrededor de una cucharada por cada vaso de agua. Apagar el fuego y dejar reposar durante quince minutos. Colar.
Tomar una taza cada seis horas. Esta infusión tiene como fin eliminar la flatulencia; por tanto, se deben dejar de tomar cuando desaparezcan los síntomas.

Arriba

CIPRÉS
Uso medicinal
Infusión contra las varices:

Machacar y triturar 10 o 12 nueces (frutos secos) de ciprés y ponerlas en un recipiente con 1 l. de agua. Calentar hasta que hierva. Dejar reposar al menos quince minutos y colarlo.
Aplicar el líquido resultantes mediante compresas en las zonas afectadas.
Infusión antireumática (también es eficaz contra la tos y las afecciones pulmonares):
Separar unos cuantos trozos de corteza de ciprés seca y triturar lo más que se pueda. Ponerlos a hervir en un cazo que contenga 2 vasos de agua. Después de que el líquido alcance la ebullición, apagar el fuego y dejar reposar quince minutos. Colarlo en una jarrita y endulzarlo.
Tomar una tacita de café cada cuatro horas.

Tintura (muy eficaz para detener las hemorragias):
Dejar macerar en alcohol durante 24 horas 50 g de nueces de ciprés. Colar el líquido y distribuirlo en pequeños frasquitos provistos de cuentagotas.
Tomar 15 gotas por la mañana y otras 15 gotas por la tarde.

Infusión antidiarreica (esta misma preparación puede aplicarse como enema como efectos similares):
Tomar una buena cantidad de nueces de ciprés trituradas y echar en un cazo con 1 l. de agua. Hervir, dejar reposar y colar. Esperar al menos quince minutos antes de utilizarlo.
Tomar una taza cada seis horas. Como enema, llenar una pera de agua con el líquido templado.

Infusión antihemorroidal:
Se prepara a partir de ramas verdes que se ponen a hervir en agua. Para que no extrañe su sabor, se debe endulzar antes de tomarla. Esta misma infusión puede aplicarse directamente sobre las almorranas (sin endulzar) mediante compresas o baños de asiento.

Uso cosmético
Cocción para evitar la caída de cabello y retrasar la aparición de canas:

Machacar 50 g de nueces de ciprés y echarlas en 1 l. de agua. Dejar hervir durante unos quince minutos.
Lavar la cabeza, aclarar y después friccionar el pelo con este líquido. Con el fin de aumentar su eficacia, conviene no volver a aclara el cabello durante un rato.

Arriba

CIRUELO
Uso medicinal
Preparado contra el estreñimiento crónico:

Picar y mezclar 20 g de bayas de saúco y 50 g de ciruelas previamente peladas y quitado el hueso. Añadir varias cucharadas de miel. Remover la mezcla durante varios minutos hasta que se forme una mezcla consistente y llenar con ella uno o dos tarros de cristal. Este preparado es muy eficaz, de manera que hay que tener cuidado con la dosis.
En casos de estreñimiento muy persistente, tomar dos cucharadas soperas dos veces al día hasta que regularice el estómago. Más adelante, se puede reducir la dosis. A los niños, administrarles sólo una cucharadita de café dos veces al día.
Licor de ciruelas digestivo:
Introducir 1/2 Kg de ciruelas previamente deshuesadas en una cazuela con 1/2 l. de vino blanco. Tener al fuego hasta la ebullición y mantenerlo unos minutos antes de apagarlo. Añadir unas cortezas de canela. Dejar macerar entre dos y cuatro días, y después filtrar, añadir 1/2 Kg de azúcar (también se puede utilizar miel, aunque en menor cantidad) y poner a calentar durante cinco minuto después del primer hervor. Luego dejar enfriar y añadir 1/2 l. de alcohol de 90º.
Este licor es muy fuerte, de forma que un vasito o una copita después de comer es suficiente y muy recomendable para evitar las digestiones pesadas.

Uso cosmético
Máscara de ciruelas para el cuidado del cutis graso:

Tomar una cuantas ciruelas crudas, deshuesarlas y aplastarlas hasta que se forme una pasta.
Aplicar la pasta en el rostro y mantener la máscara que se forma durante media hora.

Arriba

COL

Uso medicinal
Tratamiento contra la tos, el asma o las afecciones de pecho:

Hervir una hoja grande de col en 1/2 vaso de leche. Colar y endulzar con miel.
Beber caliente una taza cada seis horas.
Cataplasma contra las hemorroides y las varices. También es útil para cualquier tipo de ulceración o herida:
Coger una hoja de col grande (o varias hojas si es pequeña), lavarla bien y dejarla macerar durante unas horas en una solución de ácido bórico.
Extender la hoja de col sobre la gasa y aplicarla sobre la llaga o herida. Cambiar la cura dos veces al día. Esta cura se puede realizar también mediante la simple aplicación de la hoja de col caliente y recubierta por un vendaje.

Tratamiento contra el reuma, la ciática y el lumbago:
Cocer con un poco de aceite en un puchero o cazuela 3 hojas de col, 1 zanahoria y 2 cebollas; machacarlo todo y agregar algo de salvado y agua. Seguir calentando hasta que el agua se evapore. Extender la mezcla sobre el paño y aplicar en caliente.

Cataplasma contra el reumatismo:
Lavar una o varias hojas grandes de col y ponerlas a cocer.
Aplicarlas directamente sobre la zona dolorida.
Este tratamiento hace desaparecer los dolores de riñones y las inflamaciones mamarias de la mujer.

Jugo de col contra la úlcera gastroduodenal, la colitis y la colitis ulcerosas:
Un vaso diario, repartido en dos tomas de 1/2 vaso antes de comer y de cenar.
El jugo de col también es muy eficaz contra el estreñimiento.

Uso cosmético
Mascarilla de belleza para tonificar y limpiar la piel de impurezas:

Se forma a base de hojas de col crudas y untadas a en aceite de oliva.
Puede aplicarse como mascarilla de belleza o en emplastos para limpiar el acné o eliminar granos y furúnculos. También es eficaz contra las quemaduras y para calmar el dolor.

Mascarilla de belleza:
La mascarilla también puede preparase machacando hojas de col frescas hasta que sea exprimido en su totalidad el jugo.
Se prepara la compresa haciendo tres capas de hojas unas encima de otras y aplicándolas directamente sobre la frente o las mejillas.

Arriba

COLA DE CABALLO
Uso medicinal
Infusión para las enfermedades de la vejiga y los riñones:

Mezclar 2 cucharaditas de planta seca en 1/4 l. de agua fría. Dejar reposar durante doce horas y colar.
Otra forma de preparación es calentando el agua al fuego hasta que hierva y echar después las 2 cucharaditas, dejando reposar la mezcla durante quince minutos.
La eficacia es similar en cualquiera de las dos formas. Debe tomarse una tacita por la mañana, otra antes de comer y otra antes de la cena. Esta misma infusión es útil como enjuague para la boca o la garganta, así como también para lavar los furúnculos y úlceras varicosas.
Polvo remineralizante y reconstituyente:
Triturar tallitos y ramas secas hasta formar un montoncito de polvo. Se puede conservar en una bolsita.
Tomar 1 cucharadita rasa antes de las comidas.

Infusión para añadir al baño, para calmar los dolores reumáticos:
Poner en un recipiente alrededor de 125 g de hierba seca y troceada. Calentar al fuego 2 l. de agua hasta que hierva y dejarlo reposar durante una hora.
Mientras tanto se puede prepara la bañera con agua caliente a 36 -37 º C. Momentos antes de proceder al baño, se cuela la cocción y se añade al agua de la bañera.

Apósito para tratar los sabañones y las varices:
Poner en un recipiente seis cucharadas grandes de hierba seca. Hervir 1 l. de3 agua en un cazo. Mezclar el agua hirviendo con la hierba seca, preferiblemente echando el agua sobre la hierba y no al revés. Dejar reposar durante quince minutos y colar.
Aplicar un algodón empapado en infusión sobre el sabañón, las varices o la parte afectada, y se hace una venda que sujete el algodón. Hay que dejar la venda puesta durante algunas horas.

Cocimiento para tratar la tuberculosis, la tos, el asma y las afecciones de pecho en general:
Poner a cocer durante treinta minutos uno ramitos (aproximadamente 50 g) en 1/2 l. de agua.
Tomar durante el día mezclado con agua u otras bebidas.

Cocimiento para curar las hemorroides o detener las hemorragias nasales:
Cocer en 1/2 l. de agua alrededor de 100 g de cola de caballo, en ramitos.
Aplicar en forma de compresas o inhalar el líquido por la nariz.

Uso cosmético
Desodorante a base de cola de caballo:

Es la misma infusión que la recomendada para el baño contra el reumatismo, aunque reduciendo la proporción. Ejerce también un efecto refrescante y desodorante. Es muy recomendable para las personas que padecen sudoración excesiva.

Arriba

CÓLQUICO
Uso medicinal
Tintura para tratar los ataques fuertes de gota:

Dejar macerar 10 g de semillas de cólquico en 100 ml. de alcohol etílico de 70º.
Tomar 10 gotas diarias disueltas en agua, aumentando muy lentamente la dosis en casos de gota aguda.
Nunca hay que superar 20 gotas al día. Tiene también efectos beneficiosos en el tratamiento de la conjuntivitis y la bronquitis.

Arriba

COMINO
Uso medicinal
Estimulante de la digestión:

Añadir comino al gusto de todo tipo de platos, Fundamentalmente guisos y carnes. Este uso del comino facilita la digestión, por lo que resulta especialmente muy adecuado para personas con problemas de estómago.

Tónico digestivo:
Macerar 100 g de cominos enteros y 2 hojas de laurel en 1/2 l. de agua durante una semana. Añadir, si se desea, unas gotas de anís para dar sabor y reforzar el efecto digestivo. Agitar una vez al día. Filtrar y guardar el líquido resultante en un frasco bien cerrado.
Tomar un vaso antes de cada comida.

Decocción estimulante:
Cocer 2 g de frutos de comino en 1 l. de agua durante 10 minutos y dejar enfriar.
Tomar un vasito antes de las comidas.

Arriba

CORREHUELA
Uso medicinal
Tratamientos contra el estreñimiento

Infusión:
Echar un puñado de mezcla de raíces y hojas secas en 1l. de agua y dejar reposar durante quince minutos.
Tomar una taza templada antes de la comida y antes de la cena.
Alcoholato:
Mezclar 50 g de raíz fresca en 1/2 l. de alcohol de 95º y dejar macerar durante diez días. Después de filtrar puede conservarse en un frasco o botella.
Deben administrarse dos cucharaditas diarias que se pueden mezclar con otro líquidos que no contengan alcohol.
Polvo de hojas secas:
Triturar en el mortero un puñado de hojas secas hasta reducirlas a polvo.
Tomar dos cucharaditas varias veces al día.
Polvo de raíz de correhuela:
Triturar como en la receta anterior. Dado que las propiedades medicinales de la correhuela están más concentradas en la raíz, hay que reducir la dosis y tomar sólo 1/2 cucharadita varias veces al día.

Arriba

CUSCUTA
Uso medicinales
Tratamiento para combatir eficazmente el estreñimiento
Polvo de cuscuta:

Se prepara triturando en un mortero planta seca hasta convertirla en polvo fino.
Se puede tomar una cucharadita de café dos veces al día. Hay que tener cuidado de no abusar de la dosis, debido a su fuerte carácter laxante.

Infusión:
En un cazo de agua hirviendo (aproximadamente la medida de una taza), poner una cucharadita de planta seca desmenuzuda. Dejar reposar durante cinco minutos y colar.
Tomar una taza en ayunas. Para atenuar el amargor se puede endulzar con anís.
Tintura:
Dejar macerar 20 g de planta seca en 1 l. de alcohol de 60º durante al menos una semana. Colar y guardar en una botella.
La dosis es una cucharadita diaria que se puede mezclar con agua o con otras bebidas no alcohólicas ni gaseosas.
Vino de cuscuta:
Dejar macerar 50 g de planta seca en 1 l. de vino blanco durante diez días. Colar y conservar en una botella.
Tomar un vaso pequeño antes de las comidas.

Arriba